¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad,cuyo nacimiento data de 2015 en España, es un mecanismo que permite exonerar sus deudas, aligerar la carga financiera y otras medidas de carácter social a personas con graves problemas financieros.

Como su nombre indica, su razón de serse perfila como una segunda oportunidad para aquellas personas que,por motivos de orden personal o profesional, no pueden hacer frente a sus deudas.

Todavía hoy la Ley de Segunda Oportunidad es una gran desconocida tanto para particulares como para autónomos. No saben que pueden entrar en un proceso concursal equivalente a las bancarrotas de las empresas.

Una situación financiera insostenible es el punto de partida de la Ley de Segunda Oportunidad. De hecho, su nombre no es aleatorio. En este caso, se pretende brindar una segunda oportunidad a cualquier particular o empresario para empezar de cero.

En este sentido, la Ley de Segunda Oportunidad posibilita renegociar la manera en que devolverá sus deudas la persona para hacer frente a los gastos que supone vivir. En el supuesto de que no se llegue a un acuerdo, un juez podría cancelar su deuda o exonerar de la misma al deudor.

En el caso de que se trate de un particular se dilucidará en los juzgados de Primera Instancia;mientras, si es un empresario se ejecutará por vía mercantil.

Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, las personas que se encuentran en una situación de sobreendeudamiento tienen la posibilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores acorde con sus capacidades económicas. Se pueden alcanzar quitas del 80 o del 90 %. ´

En el caso de que el acuerdo extrajudicial falle, se podrá solicitar BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) ante la autoridad judicial o,lo que es lo mismo, la exoneración de las deudas.

¿Por qué y cómo acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad no es otra cosa que brindar la posibilidad a personas que han tenido un batacazo económico en lo personal o profesional. De esta manera,podrán comenzar de cero sin llevar consigo una mochila de deudas que jamás podrán pagar.

Te preguntarás por qué acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad. Bien, existen tres motivos principales:

  • Cancelarás todas tus deudas.
  • Te permitirá la posibilidad de volver a solicitar financiación.
  • Desaparecerás de todas las listas de morosos.

Para emprender este mecanismo y como ya hemos indicado, el punto de partida con el asesoramiento de abogados especialistas en deudas, es intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con los acreedores sean estos empresa, banco o entidad financiera. En el caso de fallar esta vía es cuando se puede recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad.

El acuerdo extrajudicial previo, que siempre se intentará alcanzar, estará tutelado por un juez y se podrá contar con el apoyo de un mediador concursal. Con el propósito de que el acuerdo llegue a buen puerto,el deudor deberá renunciar a todos los bienes que tenga a excepción de los esenciales para el desempeño de su actividad como puede ser el caso de un taxi.